MI GRAN BODA NIGERIANA

Publicado 23 febrero 2011 por monicado
Categorías: Uncategorized

Pues no os la voy a contar… ¡jajaja! Dejo que os la cuente mi hermana:

La boda de Mónica y Newman

En la despedida de soltera solo para mujeres me hicieron la tradicional "ducha"

Después de varios meses de preparativos, mi padre, mi hermano y yo llegamos a Abuja la madrugada del lunes 7 de febrero. Dentro del aeropuerto estuvimos más de una hora, y salimos de allí con la sensación de haber enseñado nuestro pasaporte hasta a la mujer de la limpieza. De camino a la ciudad ya nos fuimos haciendo una idea de lo que nos esperaba. Había un atasco monumental y los conductores buscaban la forma más rápida de llegar a la ciudad, ya fuese por la mediana o por la cuneta. No recuerdo haber visto ni un solo coche sin al menos un rasguño.

Con mi familia en la despedida de soltera mixta

A lo largo de toda la semana fuimos conociendo la ciudad de Abuja y su gente. A través de Newman y de las experiencias vividas, pude llegar a varias conclusiones acerca de los nigerianos y su forma de ser. En primer lugar,

Las mujeres fulanis se hacen los dibujos de henna para la boda

los nigerianos casi siempre están sonriendo y de buen humor. Pero si en algún momento dejan de sonreír, mejor que eches a correr, tienen un genio… Una palabra que siempre tienen en mente cada vez que les toca hacer algún trabajo es “tomorrow”, viven de forma relajada, sin preocuparse del reloj y, en general, son gente muy abierta y extrovertida.

El día anterior a la boda se organizó una fiesta espectacular para que los novios disfrutasen de sus últimas horas como solteros. La fiesta estuvo muy bien, con música, algo de comida y mucha

Fiesta

 bebida. Calculo que allí podía haber algo más de cien personas, de casi todas las partes del mundo. No soy capaz de calcular el número de chicas y, especialmente, chicos, con los que hablé, bailé y me hice fotos. La noche acabó con los novios de remojo en la piscina.

Ella de angás y yo de gallega

El gran día comenzó con los habituales preparativos de maquillaje y peluquería de la novia, de los cuales se encargó una amiga de Mónica, que la preparó en su casa. Como el novio iría vestido con el traje tradicional de su tribu, los angás, Mónica se vistió de gallega. Yo sudaba con sólo ver todas las capas de tela que se iba poniendo (recordad que estábamos a más de treinta grados), pero me imagino que Mónica no habrá tenido ningún problema al respecto. En ésas estábamos cuando de repente escuchamos una música muy contundente. Entonces se abrió la puerta de casa y comenzaron a entrar más y más angás vestidos con sus trajes tradicionales, haciendo música mediante unos cuernos de vaca y otros instrumentos de lo más originales. Eso fue un regalo para el padre de la novia, allí presente.

Grupos de personas se visten con la misma tela, con los colores de la boda

La ceremonia tuvo lugar en un salón de actos culturales, adornado con telas de colores morado y rojo. En el palco aparecieron los novios, quienes agradecieron la presencia del público y nos invitaron a disfrutar del espectáculo que iba a comenzar. Así se fueron sucediendo diversas actuaciones, como la del

Coro

 coro en el que participa Newman, que cantó el himno gallego. Al mismo tiempo los invitados a la boda (y los agregados no invitados) iban haciendo cola para recoger un plato de comida. Ilusa de mí, me dije que para qué hacer cola, ya iría a buscar mi plato de comida cuando no

Yo bailé con el grupo de danzas africanas

 hubiese nadie. Cuando fui no quedaban más que unos pocos granos de arroz y algo de pasta. Pero lo cierto es que tampoco tuve mucho tiempo para pensar en si mis tripas estaban hambrientas o no, puesto que a cada paso la familia y amigos de Newman venían a hablar conmigo y a hacerme fotos. Estoy convencida de que a lo largo de toda mi vida no me hicieron tantas fotos como las que me hicieron ese día, ¡y eso que yo no era la novia!

Después de unas cuantas actuaciones, y cuando ya no quedaba comida en la mesa, comenzó la ceremonia de la boda propiamente dicha. En primer lugar, el novio se acercó al padre de la novia para pedirle permiso para casarse con su hija. Padre e hija se fundieron en un abrazo y el padre entregó su hija a Newman. A continuación los tres subieron al palco para proceder a la unión de los novios. Ahí se formó el gran

Mi padre vestido de angás

 revuelo, un montón de gente se subió al escenario para ver la escena lo más cerca posible y la mayoría nos perdimos el momento crucial de todo el espectáculo (lo siento, como periodista no valgo un pimiento, lo de dar empujones y pisotones no es lo mío). También es tradición que la tribu realice ciertas ofrendas al padre de la novia, como un traje, un zurrón y un cinturón propio de los reyes (el padre de la novia tiene categoría de rey el día de la boda).

Mónica fue entonces a cambiarse de ropa, para ponerse ya el traje típico de su nueva tribu, los angás. Y las actuaciones de música y danza se siguieron sucediendo a lo largo de un par de horas más. En varias de

Algunas de mis damas de honor

 estas actuaciones participó Mónica, con el grupo de danza tradicional con el que baila.

Y para finalizar los novios cortaron una tarta simbólica, después de que mi padre invitase a todos los presentes a la boda religiosa en Galicia (mientras yo me imaginaba a mi padre detenido por tráfico de inmigrantes). El último paso fue una larga sesión fotográfica en las escaleras exteriores del recinto.

Mi familia

De Nigeria me llevo muchas cosas, pero sobre todo recordaré la sonrisa, el cariño y la alegría de su gente. Fue mi primera vez en Nigeria pero espero que no sea la última.

Laura Domínguez

Y después de la boda... otra fiesta junto a la piscina 🙂

Anuncios

UNAS NAVIDADES DIFERENTES

Publicado 24 enero 2011 por monicado
Categorías: Uncategorized

         Como mi vuelo fue cancelado y no pude viajar a España hasta después de Navidad, aproveché esos días para visitar Plateau, el lugar de donde es Newman. Bueno, él no nació allí, ni vivió nunca allí, pero como su tribu (angás) es de Plateau él tiene que decir que es de allí.

         Camino de Rong, la aldea de su madre, Newman me hizo subir una colina para ver una laguna llena de pájaros.

         ―Aquí es donde los angás se hacen hombres ―me explicó. La tradición dice que los jóvenes tienen que pasar siete días aquí y seguir las instrucciones del hechicero.

         Proseguimos nuestro camino, y para llegar a Rong tuvimos que salirnos de la carretera durante media hora, conduciendo sobre las piedras del camino hasta llegar a lo alto de una montaña, donde unas cuantas cabañas de adobe se agrupaban en unos pocos conglomerados familiares, combinando viviendas, graneros, corrales y hasta la cabaña que custodia las máscaras de la aldea.

         ―Desde pequeño, siempre me enseñaron a no tocar esa cabaña ―me dijo Newman―. Es sagrada.

         Nos encontramos a dos tíos de Newman charlando bajo un árbol a la puerta del conglomerado, ya cerca de la puesta del sol. Algunos de sus familiares nos recibieron cantando y bailando de forma espontánea. Y ninguno hablaba inglés, sino angás o hausa; o las dos lenguas juntas.

         Pronto se formó un corro de niños y otras personas que venían a saludar, o a curiosear. Pero no nos quedamos allí mucho tiempo, sino que fuimos a dormir a una aldea mejor comunicada, junto a la carretera. No había lavabos, aunque sí nos calentaron agua para que nos diéramos un baño. De cenar nos ofrecieron no sé qué harina cocida con una salsa que hasta a Newman le costó comer. Y dormimos en una habitación rústica donde Newman temía que los escorpiones nos vinieran a molestar.

Fulanis seminómadas trasladándose de asentamiento

         A la mañana siguiente fuimos a otra aldea de amigos de Newman, llena de niños y animales que jugaban en el patio del conglomerado. Allí me regalaron dos gallinas (vivas), y aunque intentamos rechazarlas porque no queríamos privarlos de lo poco que tienen, ellos insistieron:

         ―Es nuestra tradición. Que las aceptes será una bendición para nosotros.

         Y ya nos ves de regreso sobre una moto-taxi y con dos gallinas bajo el brazo. En otras dos ocasiones quisieron regalarnos una cabra, porque es la tradición, pero conseguimos evitarlo.

         Queríamos pasar desapercibidos en la aldea del padre de Newman.

Nos llevaron aquí para darnos la lata

 Pero antes de aparcar el coche ya nos vinieron a recibir. Se lo comunicaban unos a otros y venían a saludarnos. Lo curiosos es que ninguna de aquellas personas nos conocía; venían esperando recibir dinero. Nos llevaron a ver al rey y nos encontramos con un hombre vestido como los demás, en una silla normal y ante una mesa cutre, rodeado de sus consejeros. Nos presentamos ante él, a distancia y de cuclillas, y el rey poco caso nos hizo. Escapamos de aquella aldea y nos fuimos a la ciudad.

         En Jos visitamos dos zoos, una laguna, una universidad, unas cataratas y un museo muy interesante. En Jos había mucho turismo hasta que las luchas tribales, religiosas, políticas y económicas (todo junto) dio al traste con el turismo.

         Era Nochebuena y los nigerianos la pasan en la iglesia y de fiesta. Nosotros íbamos a salir como los demás. Pero era Nochebuena y los

Controles de seguridad en las carreteras

 musulmanes aprovecharon la ocasión para poner una bomba en la ciudad. Tuvimos que recogernos y volver a Abuja a pasar la Navidad.

         Por Navidad en Nigeria también se come mucho, como en España. Cada uno prepara una buena olla de comida y se pasa el día visitando amigos y recibiendo visitas, ofreciendo comida y probando la que otros han preparado. Y acabamos en una fiesta para celebrar que ¡Dios está vivo!

Y si crees que ya sabes todo sobre la vida de las mujeres en la aldea, demuéstralo aquí:

http://expo.coopera.cc/


Reproducción del recinto de una mezquita en Zaria

Reproducción del muro de Kano

 

Reproducción del palacio de la ciudad de Benín

Estatua de un angás

Noticias frescas de Nigeria

Publicado 31 diciembre 2010 por monicado
Categorías: Uncategorized

UNA CASA ESTROPEADA

La casa… sigue igual. Bueno, no, llamamos al fontanero y nos dejó el baño peor de lo que estaba. Llamamos al electricista pero poco después se rompió uno de los soportes de bombillas. Ahora se ve fuego por detrás de la cocina… Nos han vuelto a amenazar con dejarnos sin casa; el plazo ya se ha pasado y no hay evidencia de que se haya pagado…Los de la universidad siguen prometiendo sin fin alquilar otra casa, pero… ¿quién lo cree ya, después de más de un año de promesas?

TRADICIONES CURIOSAS

¿Alguna vez os he dicho que los nigerianos celebran con una fiesta la muerte de un anciano o anciana? Hacen calendarios, platos y tazas con su foto, bailan y comen… Hay una tribu en el sur donde pasan la vida preocupados con su funeral, porque quieren que sea grandioso. Y la señal de grandiosidad es cortar muchas carreteras en un cruce grande, lo cual prueba lo poderoso que eres (o eras). ¡Ya puede alguien intentar salir de la ciudad que no le dejarán! Colocarán las sillas para la celebración en medio de la carretera, y aunque no hay sillas para todos si tienes la suerte de coger una podrás volver a casa con el animal que hay debajo. No, no es una lagartija ni una cucaracha. Normalmente intentan ofrecer a cada asistente al funeral un cordero o una cabra. Y quien se lo puede permitir pondrá ¡una vaca!

¿QUIÉN SERÁ EL PRÓXIMO PRESIDENTE?

Las elecciones generales en Nigeria serán en abril, pero ya hace un tiempo que el país está bastante paralizado por causa de las elecciones. El Gobierno firma contratos de obra pública para quedar bien, pero no paga el dinero prometido porque lo “necesita” para la campaña política. Eso implica que miles de obreros se quedan sin trabajo, con todas las consecuencias que conlleva. La gente se concentra ahora en la política a distintos niveles (local, de los estados, del estado federal). La directora del orfanato que visito frecuentemente se presenta a las elecciones. También lo hace la presidenta de Women of Vision Association, y por eso hace tiempo que no sé nada de ella y de la asociación; está muy ocupada. Y a algún otro amigo de amigos le he oído que se metía en política. Pero no sé qué saldrá de todo esto.


DURBAR DE ABUJA

Los años anteriores me había perdido el espectáculo del durbar en Abuja, aunque había visto los caballos engalanados con los caballeros en sus mejores galas, y los camellos. ¡Hasta me pude subir a un camello! Pero este año no quería perderme el espectáculo, así que llegué puntual al lugar del evento. Era en un club de polo, donde estaban jugando un partido antes del durbar. Al llegar ya me dijeron que empezarían con una hora de retraso, lo cual no es una sorpresa. Me senté en la carpa adornada con colores de Carnaval y esperé y esperé y esperé. La gente iba llegando poco a poco. Salí un momento de mi puesto y los periodistas de la televisión me abordaron. ¿Cómo te llamas?, ¿De dónde eres?, etc. Y de pronto me saltan:

―¿Sabes que este año no va a haber durbar?

Se me quedó la cara a cuadros. La gente estaba esperando, los policías aseguraron que se haría el durbar, los carteles estaban a la entrada, el comentador del partido de polo no decía nada… Y no hubo durbar. Dicen que cada año el Carnaval de Abuja es peor. ¡Qué pena, con lo bonito que es!


¡FELIZ NAVIDAD!postal 2010

Así celebran la Navidad en Calabar, al sur de Nigeria.

Canta, baila, come, regala si quieres…

pero la verdadera Navidad
se vive por dentro.

Y ahora que los Reyes Magos van a traer juegos a los niños, yo os propongo uno peligroso:

http://www.unjuegopeligroso.org/

Visita a Bangkok

Publicado 29 noviembre 2010 por monicado
Categorías: Uncategorized

 

Marioneta

         Recuerdo que cuando era niña vi en el 1, 2, 3, el programa de televisión, un reportaje sobre Tailandia que me fascinó. Y después de tantos años por fin he podido visitar un pedacito del país y he podido fascinarme en persona. He estado en Bangkok para participar en un congreso sobre traducción, y me quedé unos días más a ver esa linda ciudad.

         Una semana no da para mucho, así que no pude ver la zona rural, menos desarrollada y más tradicional. Lo que me encontré es una gran ciudad con altos edificios, muchos coches y centros comerciales. El tren y el metro, muy modernos, conviven con los tukutuku, cochecitos de tres ruedas que funcionan como taxis.

Las fotos de los reyes se ven por las calles

         El congreso era en un hotel de lujo, y el primer día tuvimos la visita de la princesa de Tailandia. Sonó el himno real, nos levantamos todos y allí llegó ella. Se quedó a un par de conferencias y luego se fue. Pero eso sí, cada persona que se acercaba a ella a llevarle algo o a ofrecerle un vaso de agua lo hacía de rodillas…

         Lo que más me ha gustado de Bangkok son los templos budistas.

A los monjes budistas no se les puede tocar

 Hay muchísimos, pero no me cansé de visitarlos uno por uno. Mejor que describirlos, os dejo unas pocas fotos. También me ha gustado mucho el paseo por el río, desde donde el agua da otro aspecto a la ciudad. Bueno, más que un paseo en teoría era un autobús, porque los barcos se usan para llegar de un lado a otro de la ciudad por unos precios de risa.

         Sí, las cosas eran en general baratas. Como ya están muy acostumbrados a los turistas no son tan baratas, pero también depende de lo que quieras exprimirlos cuando regateas. Eso sí, un plato de comida no pasaba nunca de los 4 euros, ni en los restaurantes finos, y la última vez que cené allí, en una terraza en la calle, pagué 0,75 euros por un plato de tallarines con carne y verduras. ¡Mmmmm!

         Otra cosa que me fascina es el folclore. Los trajes que llevan para bailar y las danzas tailandesas son de lo más vistoso. A los extranjeros del congreso nos regalaron una entrada para ver un espectáculo de marionetas, donde nos presentaron el repertorio de danzas y luchas tradicionales. ¡Qué bonito fue!

         La lengua era un problema, es cierto. No todos hablan inglés, ni yo hablo tailandés. Ni siquiera podía leer sus caracteres. Una vez preguntamos a un empleado de autobús qué línea teníamos que tomar para la Montaña Dorada (un templo que se veía desde mi habitación). Nos llevó en su autobús pero a los cinco minutos nos dejó en el punto de partida. Entonces nos dijo que tomáramos la línea 1, que nos llevó bastante lejos de donde queríamos ir…

         El último día me hice una escapada al mercado flotante de un pueblo donde el medio de comunicación tradicional es el río. Así que los aldeanos llegaban en sus canoas con la fruta para vender a compradores que también se movían en canoas. Ahora el mercado se hace más para turistas que para la gente local, pero no deja de ser vistoso y original.

         Y para cerrar mi visita, no podía venirme sin haber experimentado un masaje tailandés. Hay muchísimos sitios donde lo hacen, y además te hacen un masaje con vapor, otro con pescados que te comen las pielecillas de los pies, otro más relajado… Y también está el masaje tailandés, donde más que los dedos usan los codos, y a veces también los pies. Yo que estaba bastante bien salí de allí con la espalda dolorida  :-S

         Conocí en Bangkok a una francesa que se iba a pasar tres meses de vacaciones entre Tailandia, Laos, Birmania y Vietnam. No era la primera vez, y como turista experimentada se quejaba de lo turístico que era Bangkok, donde más que lo genuino se encontraba todo lo que se pudiera vender a los turistas. Y tiene razón, lo mejor es poder ver y experimentar cómo vive la gente local de verdad. Pero lo lamentable no es que haya tantos turistas, ya que eso supone una fuente de ingresos importante, y eso los españoles lo sabemos. Lo lamentable viene cuando los turistas quieren mantener ciertas costumbres y comodidades de sus países de origen, y cuando los lugareños aceptan cambiar su realidad para ofrecer lo que los turistas están buscando. ¿No creéis?

         Como ya os he hablado del turismo responsable en otra ocasión, solo repito el enlace…

http://www.setem.cat/generales.php?id=15&ids=82&idsb=131&lg=es

Teatro

Pinturas murales junto al templo del Palacio Real

Palacio real

Nigeria cumple 50 años

Publicado 28 octubre 2010 por monicado
Categorías: Uncategorized

         Hace muchos años los británicos colonizaron estas tierras. Y luego, sobre un papel, dibujaron fronteras y le dieron el nombre de Nigeria. El uno de octubre de 1960 Nigeria proclamó su independencia, y empezó a autogobernarse. Pero ¿quién debe gobernar? Los del norte, los hausas, tienen la fuerza militar porque se sometieron a los británicos y ayudaban como soldados a “mantener el orden”. Los del oeste, los yorubas, están más formados, porque desarrollaron mejor el sistema educativo que los británicos importaron. Los del este, los igbos, provocaron una guerra civil pidiendo su independencia… después de descubrir petróleo en sus tierras. Y es que cada una de las más de doscientas tribus de Nigeria tiene sus costumbres, su carácter, su mentalidad, ¡y no siempre se entienden! En el norte sigue habiendo conflictos étnicos. En el sur continúa el movimiento independentista y terrorista.

En Abuja conviven personas de muchas las tribus de Nigeria

En Abuja, quienquiera que esté en el gobierno se dedica a barrer para sí y a fomentar el patriotismo nigeriano. Quieren mantener unidas a todas las tribus que entran dentro de las fronteras que un día los británicos dibujaron en el mapa. Por eso la bandera de Nigeria (verde, blanca y verde) se ve cada día en los colores de los taxis, en los pasteles y en la decoración de eventos oficiales. El himno de Nigeria se canta antes de cada función (congresos, cenas institucionales, actuaciones públicas…), justo antes de los rezos. Y sobre todo este año que el país celebra sus 50 años de independencia. Ahora la bandera está tan omnipresente que hasta han escrito sobre la roca de la victoria, en letras grandes como las de Hollywood pero tan pequeñas que no se leen, “Nigeria @ 50”, en los colores verde, blanco, verde.

Entre las celebraciones se incluyen actos oficiales que vete a saber cuánto se han gastado, varias

En el velódromo han hecho una exposición

 exposiciones de fotografías históricas del país, el tradicional desfile militar como el de la plaza de Colón once días más tarde y una noche de espectáculos. Esta noche sí que fui. Nos llevaron a una zona donde están construyendo una torre y un centro que pretenden impresionante pero que todavía está en obras. Nos hicieron esperar tres horas con música que los nigerianos reconocían pero yo no. Y por fin empezó el espectáculo de verdad: 300 “bailarines” se movieron un poco sin gran coordinación; un grupo de italianos se lució desde el aire con unos trajes de fantasía que destacaban con las luces en medio de la noche. Y echaron unos fuegos artificiales muy bonitos que hicieron a los nigerianos sentirse más orgullosos de su patria. ¡No se oían más que exclamaciones de admiración!

Peluquería

Pero Newman tiene razón cuando pregunta qué estamos celebrando: ¿50 años de marcha atrás?, ¿la pobreza que aumenta en este país?, ¿el dinero que no beneficia a los habitantes de Nigeria?, o ¿50 años de luchas tribales por el poder?

Tienda de hortalizas junto a la carretera

Porque eso sí: lo importante del presidente de Nigeria no es su ideología, sino su procedencia. Cada vez que cambia el presidente se alegran los de su tribu. De hecho, el partido mayoritario llegó a un acuerdo hace años: la presidencia se turnaría entre representantes del norte y del sur de país. Pero este acuerdo se rompió con la muerte del presidente (¿recordáis?), y por eso ahora cada tribu está luchando por comerse este suculento pastel llamado Nigeria (verde, blanco, verde).

Y si no estás de acuerdo con lo que hacen los políticos, presiona por el respeto a los derechos humanos. Puedes unirte a las campañas de varias ONGDs, por ejemplo:

http://www.es.amnesty.org/campanas/

http://www.intermonoxfam.org/es/page.asp?id=1361

Estas son fotos de la V Semana Cultural Española en Abuja:

Así venden a los coches que pasan

Vendedor de suya, carne adobada a la barbacoa

Espectáculo de flamenco

Uche es vice-presidenta de una asociación que promueve el español

El rey de Akwa Ibom

Publicado 29 septiembre 2010 por monicado
Categorías: Uncategorized

         Como ya os he comentado alguna vez, el sistema de poderes tradicionales se conserva en Nigeria a la par que los poderes democráticos. En el norte hay jefes y emires, en el oeste obas, en el este jefes y reyes…

         Un día mis compañeros de Women of Vision Association me llevaron a ver al rey de Akwa Ibom en Abuja y el norte de Nigeria, una especie de jefe para los inmigrantes del estado de Akwa Ibom, al sur de Nigeria. Como era de esperar, nos recibió sentado en su trono y rodeado de grandes fotos donde aparece con personalidades nigerianas. Me bendijo tocando mi espalda con su abanico de piel y nos dedicó unos minutos de charla. Como le caí bien, dijo que iba a darme un título. Y entonces me enseñó las fotos de otras personas a las que había distinguido con el título de “chief” (jefe tradicional) por sus servicios a la comunidad de Akwa Ibom y Abuja en general.

         No me lo creí del todo hasta que recibí su carta oficial anunciando el evento, para el 6 de noviembre. Me parecía algo muy folclórico y me lo tomé como una experiencia para sacar fotos y contaros todos los detalles en mi bitácora. El embajador y otro compañero español han pasado experiencias similares. Así que contesté a su carta aceptando el título y de vez en cuando hablaba con el rey cuando me llamaba para saludar, cosa muy típica aquí a la que todavía no me he acostumbrado del todo.

         Lo volví a ver en una cena institucional, engalanado con su vestimenta real y los atuendos que corresponden a su alteza. Ese día no pude hablar con él, pero más adelante me dijo que quería visitarme en casa, otra costumbre a la que ya me voy acostumbrando. Preparé tortilla española y tarta de manzana para ofrecerle a él y a su séquito, y me aseguré de que Newman estaría durante la visita.

         Llegó solo, conduciendo su gran coche de cristales tintados. Con visera e informal, aunque clamando que la pulsera de abalorios que llevaba tiene doscientos años, procede de su abuelo y es un signo de la realeza, por lo cara que resultaba en aquella época. También dijo que el collar que yo llevaba era de signo real, así que podía usarlo el día de la coronación. ¿Iba él a coronarme con mi propio collar?

Un dios, según dice...

         Lo primero que hizo al ver nuestro salón fue fijarse en una tosca talla de madera a la que nunca le he prestado atención.

         ―Es nuestro dios ―me explicó―. Yo lo tengo en casa, lo adoramos, hablamos con él. Si queremos enviar un mensaje él lo envía: pones una vela negra o roja al lado y envías el mensaje.

         No le entendía todo lo que decía, pero percibí que representa a los antepasados. Él sigue la religión tradicional. No come ocarina por motivos religiosos, aunque la comida española bien que le gustó. Dice que su dios le avisa si alguna comida tiene veneno; que en las hierbas del campo están todas las medicinas, custodiadas por los antepasados. Si cortas la hierba de noche, cuando los antepasados están durmiendo, ellos te maldecirán y la maldición te perseguirá siempre.

         Después de una hora hablando y comiendo nos dio una lista de cosas que tenemos que aportar para el día de la coronación. O sea, todo lo que hace falta para la celebración y más aún: una vaca, una cabra, cerveza, dinero para los jefes tradicionales… Una larga lista que podéis leer si entendéis inglés. La lista que nos hizo ver a Newman y a mí que lo único que quiere este hombre es sacarnos dinero. Y fijándose en la dirección de su carta dice Newman que este rey no tiene ningún poder oficial. Y es más: que probablemente llegó a nuestra casa cargado de encantos y maleficios… que no podrán hacernos nada, claro.

Lista de cosas que tengo que aportar

Ahora que volvemos a la rutina del nuevo curso, os propongo una agenda de actividades… solidarias, para que os entretengáis:

http://www.canalsolidario.org/agenda

Aquí es donde doy clase ahora en la universidad

Mis tatuajes de henna

Farin Ruwa, una de las cascadas más altas de África

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ESTE VERANO HE VISITADO SUECIA, QUE ES LA ANTÍTESIS DE NIGERIA:

Parte del desayuno. ¡Hay que segar antes de desayunar!

Estocolmo

En Malmö hay un edificio de Calatrava

¿QUÉ SE COME EN NIGERIA?

Publicado 26 julio 2010 por monicado
Categorías: Uncategorized

En primer lugar, todo es picante: la carne, el pescado, el arroz, las verduras, las alubias… ¡y hasta el yogur! Si a un nigeriano le ofreces algo que no sea picante probablemente no le gustará. Y además les gusta lo picante picante. Una vez una chilena probó un trocitito de salsa picante y se puso roja y lloró. Acto seguido Newman cogió un puñado de aquella mezcla de pimiento y cebolla y se la comió tan tranquilamente. Yo estoy intentando adaptarme…

Mercado de especias en Kano

Hay platos típicos en cada región, pero como en Abuja se encuentra de todo no sé el origen de cada comida. Sé que la mayoría de los platos se pueden dividir en:

v     Arroz con carne o pescado (estos cocinados aparte).

v     Sopas nigerianas con una masa hecha de harina de maíz, mandioca, yam (que es como una patata enorme), arroz… Las “sopas” son normalmente platos de verdura con carne o pescado y una salsa que impregna la masa y la hace comestible. Hay una “sopa” hecha de pepitas de melón, otra de piel de cerdo, etc. Se come con las manos: se coge un trozo de masa y este ayuda a coger la comida. Normalmente los nigerianos no la mastican.

v     Carne o pescado a la barbacoa. Estos están muy ricos, a pesar del picante. También se come con las manos.

Caracoles enormes, otra esquisitez (que no sabe a nada)

Aparte se encuentran alubias, yam, plátano frito, pasta asiática y alguna que otra especialidad: rata, serpiente… Yo he probado conejo salvaje, ciervo, caimán, perro y orugas.

Los desayunos pueden ser muy variados. Hay quien no desayuna en absoluto, por economía o por ayuno, y hay quien se toma un buen plato de arroz con alubias. Otros prefieren un té con pan, papillas diversas o “cosai”, que son un tipo de chulas fritas.

También hay frutas tropicales, mucho más sabrosas que las que encontramos en España: mangos, anacardos (los frutos secos vienen pegados a una jugosa fruta), piñas, papayas, plátanos, sandías… Los cacahuetes no faltan. Y también hay nueces de cola, que son unos frutos amargos amargos como ellos solos. Se comparten en las celebraciones y son un símbolo de bienvenida.

Entre los lácteos destaca el nono, que es una especie de yogur que las mujeres fulanis venden llevándolo sobre su cabeza en una calabaza o en un cubo. Se come con una bola de harina y hierbas que es la que puede hacerlo picante.

Desayunando cosai con cereales

Para beber tienen agua embotellada o en bolsa, zumos locales o de cartón, cerveza, refrescos y malta, que es lo que beben aquellos que no se atreven con el alcohol. Porque los musulmanes no pueden beberlo y los cristianos dicen que tampoco. Claro que en los ambientes rurales se cultiva también mucho vino de palma.

Si visitas a alguien te ofrecerá comida, aunque sea por compromiso, y aunque sea por compromiso tienes que aceptarla. Si te dejan solo en el salón mientras cocinan y mientras comes que no te extrañe: para ellos la bienvenida se da con la comida y no con la presencia del anfitrión. Y si te ofrecen algo especial para beber debes tomar más de un vaso, o pensarán que no los aceptas.

Y para postre: los postres no existen. En las celebraciones suele haber tarta, pero a veces ni se prueba porque lo importante para ellos es la decoración de la tarta. Tampoco son muy buenas, aunque Cynthia dice que son mejores que la tarta de Santiago porque esta tiene demasiado azúcar. Lo que sí está muy rico es la macedonia.

¡Ah! Y cuidado con hacer ruido mientras comes, porque eso irrita a los nigerianos. ¡Con lo que a mí me gusta la comida crujiente!

Chiringuito al sur de Nigeria

¿Y qué pasa con los que no tienen comida? En Nigeria no se mueren de hambre, pero mira esto:

http://www.cronica.com.mx/nota.php?id_nota=494640

Campos de arroz al norte

Prepara comida para bebés

Yam

Pescado asado

Cocktail en el Hotel Hilton

En las cunetas venden plátano frito y palomitas

Venta de gallinas en el mercado

Puesto de yam, tomates y cebollas