¿Dónde está el presidente?

Se llamaba Umaru Musa Yar’Adua y fue gobernador de Katsina, uno de los treinta y seis estados de la República Federal de Nigeria. El único que devolvió al Gobierno Federal aquello que no había gastado. Por eso fue escogido como presidente de Nigeria. Un hombre bajito, delgado, de mirada profunda y misteriosa. Un hombre honesto en el que algunos confiaban para acabar con la corrupción de este país. Dicen que no tenía amigos y fuera de horas de trabajo solo veía a su mujer. Fue el único presidente de Nigeria que cumplió con su obligación de declarar públicamente todas sus posesiones, aunque investigaciones afirman que declaró más de lo que tenía, para dejar margen… Un hombre enfermizo, que cada cierto tiempo tenía que abandonar sus obligaciones políticas para atender a su salud. Y así se fueron desvaneciendo las esperanzas de muchos: “Este presidente no puede resolver los problemas de Nigeria, porque tiene que resolver sus propios problemas”, se decía.

Yar'Adua

En noviembre de 2009 partió para Arabia Saudí a realizar una operación de corazón. No delegó su cargo en nadie, y las semanas comenzaron a pasar. Los papeles se acumulaban en su despacho esperando una firma, y en Abuja se percibía un parón cada vez mayor. No había combustible en las gasolineras, las empresas de construcción no conseguían sus contratos de obra pública… ¿Y qué pasaba en Arabia Saudí? Nadie sabía nada. Un día los periódicos rezaban en las portadas: “Yar’Adua no está aquí”, dice el hospital. ¿Seguía vivo el presidente? Tuvo que aparecer en la BBC para que muchos (no todos) lo creyeran. Pero el tiempo seguía pasando, y por fin, tras más de un mes de desaparición, el vice-presidente Jonathan Goodluck (sí, ese es su nombre, un hombre suertudo) fue nombrado presidente en funciones.

En enero se anunció el regreso del presidente al país, pero nadie lo podía ver. Solo su mujer tenía el privilegio, una mujer que, por cierto, tiene fama de robar al Estado todo lo que su marido no robaba. Y seguía pasando el tiempo. Para muchos, Yar’Adua estaba ya enterrado en Arabia Saudí y todo era un montaje. Para otros lo habían traído muerto y un día anunciarían su muerte.

Mientras tanto, Jonathan encontraba algunas dificultades con los ministros que no le obedecían y los destituyó a todos de un golpe. Un país sin ministros. Hasta que los fue nombrando otra vez, a los mismos o a otros diferentes. Y el país continúa su curso.

Con este sombrero Newman parece Goodluck

Un día anunciaron la muerte del presidente. Fue el 6 de mayo de 2010. Desde entonces Jonathan es el presidente de Nigeria y no se hace más que especular sobre quién lo sustituirá, porque el próximo año son las elecciones y ganará quien el partido ponga a la cabeza. Hay muchas opciones (56 partidos en todo el país), pero ninguna fuerte salvo el PDP (People’s Democratic Party). Babangida se quiere presentar, y todos tiemblan. Saben que fue el presidente más corrupto de Nigeria, y si se presenta ganará sea como sea. El dinero corroe, y aquí hay mucho dinero y mucha gente corrupta.

Mientras, los nigerianos de a pie siguen su vida. Algunos se lamentan de que hace cuarenta años no había pobreza en Nigeria y la gente vivía bien. Pero quién más quién menos, casi todos son optimistas, porque si no tienen esperanza, ¿qué les puede quedar?

Yo no me meto en política, pero ¡me encanta el nombre de este partido!:

http://www.porunmundomasjusto.com/

Traje típico del Carnaval en el sur de Nigeria

Playa en Lagos

Leemos obras de teatro en grupo

Terracotta: pieza arqueológica de la civilización NOK, extraída ante mis ojos

Carnaval

Explore posts in the same categories: Uncategorized

4 comentarios en “¿Dónde está el presidente?”

  1. Dani Cambeiro Says:

    ¿No te metes en política?
    Ya eres un ser político Mónica, estás dentro de ella. Si tú y yo nos “limitamos a lo nuestro” ellos se limitarán a lo suyo.
    Eres un ser político: todos somos seres políticos.
    A partir de ahí, todo parte de de algo muy sencillo: información. Del núcleo sumergido en ese río que hace empujar la novela por debajo del agua: no sólo hay que ver esos troncos de censura democrática que viajan en la superficie, sino tratar de emerger ese núcleo y de comprenderlo; esa novela es tu vida, nuestra vida. Si nos quedamos en el telón decorativo del complaciente paisaje que nos muestran desde nuestra confortable butaca de espectador, nos convertimos en necios, que es precisamente lo que de una manera encubierta se espera de nosotros.
    Mientras nos quedemos en la superficie de esa historia y no nos hundamos en ella, no sabremos de qué va, cómo funciona este modelo autodestructivo que construimos, ni cómo situarnos en él. Y nosotros estamos en el mundo: va con nosotros.
    El día en que nos dé por salir de la cajita y tratemos de comprender las consecuencias de esa burbuja de la mentira en la que todos nos hemos imbuido, y las alternativas de aquellos que no tienen un espacio público (o lo tienen demasiado acotado) para que llegue completo, en lugar de troceado a cachitos; solo entonces habremos dado un primer paso.
    A partir de ahí: de la información veraz y sin censura encubierta (y no es poco), todo es posible. Y hasta para ese primer paso aún queda un larguísimo camino (ellos se limitarán a lo suyo).
    No perdamos la esperanza: ya es lo único que nos queda.

  2. Alicia Says:

    Muy interesante esto que nos cuentas sobre Nigeria, Mónica. Me ha gustado un montón leerlo. Estaría bien que nos fueras contando cómo va evolucionando la cosa y qué es lo que piensan de verdad los nigerianos, qué se comenta en la calle y, sobre todo, si confían en que un político pueda arreglar su situación. Es interesante, sobre todo, porque tú que estás allí puedes contarnos cosas que los medios de comunicación, especialmente la tele, nunca nos dirán. Hay muchos tipos de censura, pero quizás el más grave sea el silencio.

    Un besazo enorme desde Santiago!!! Ahora que he terminado con mis exámenes me pasaré por tu blog más a menudo (casi siempre me leo lo que me mandas pero creo que es la primera vez que te comento)

    Muaaaaaaaaaaa :DDDD

  3. Laura Says:

    Muchas gracias por la información Monica, es muy valiosa para mí, opino como Alicia, te agradeceria que nos fueses comentando.
    Saludos.
    Laura.

  4. maribel castro Says:

    que se debe ayudar alas personas de necesidad


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: