Una boda igbo

Niños vendiendo anacardos

Niños vendiendo anacardos

La semana pasada la he pasado en Enugu, una ciudad a ocho horas de autobús desde Abuja, entre las verdes palmeras, los árboles verdes y las exuberantes plantas verdes, con algunas casitas de pacíficos habitantes salpicadas aquí y allá. Eva, la encargada de la cooperación cultural de la Embajada, y yo, visitamos la Universidad de Nigeria, en la que quieren organizar la licenciatura en Español. Allí me dejé impresionar por el Centro de Literatura librosInfantil, que funciona desde los años 70 con varias actividades y una biblioteca. Cuentan además con un fondo histórico de literatura infantil y juvenil africana. Allí trabaja Virginia Dike, la profesora de la universidad que vino a Abuja, el día del libro, para dar su conferencia en la jornada que bib.hicimos de literatura infantil y juvenil de Nigeria y España. Ella nos enseñó los libros y nos recomendó alguno, y nosotras descubrimos el mural sobre España que estaba expuesto en aquel momento en la biblioteca. Dos días los dedicamos a los exámenes de Español del Instituto Cervantes, en los que participamos como examinadoras. Fue una experiencia. Y el último día lo teníamos libre, así que… ¿por qué no unirnos a la boda de una de las profesoras de la Alianza Francesa con la que colaboramos? ¿Cómo dices?, ¿que hace falta invitación? ¡Qué va! En Nigeria las fiestas se hacen para celebrar con la gente, y cualquiera que pase y oiga la música y vea a la gente carpabailar puede unirse en la alegría. Nosotras llegamos con varios profesores a una aldea verde, más verde aún que el verde camino de verdes palmeras. Nos recibió el padre de la novia en ropa de diario, pero pronto se había puesto ya su traje de fiesta. Las carpas ya estaban preparadas, con las sillas a la sombra, y nos sentamos debajo de la que ponía “Profesores de la Alianza Francesa”. Nos sirvieron arroz con carne y cerveza o malta. Me llama la atención que los días de fiesta se hagan las mismas comidas que a diario, sin añadir postre ni nada especial. Poco a poco fue llegando la familia y los vecinos, incluido un coro de mujeres que apareció cantando y bailando. Cuando la gente estuvo lista empezaron los ritos tradicionales. Primero la novia salió con su séquito de “damas de honor”, todas vestidas con la misma tela y en fila damasindia, bailando por delante de todas las carpas. Después llegó el novio seguido de su familia y vecinos. Tomaron asiento y entonces los padres de los novios echaron sus discursos antes de intercambiar las nueces de cola, que son unos frutos muy agrios que te dejan la boca pastosa y agria, aunque ellos no parecen darse cuenta… Las nueces de cola se parten en todas las celebraciones o para recibir invitados, como lo hicieron los profesores de la universidad al recibirnos. El siguiente ritual consiste en vender huevos entre los invitados. La novia salió con un traje tradicional seguida de su séquito que se repartió entre las carpas de invitados. Se demuestra con la venta que la novia está preparada para hacer sus negocios y contribuir así a la economía familiar. Yo pagué mi parte y cogí uno de los huevos envueltos en servilleta, pero la novia me lo cambió por otro. Me sentó mal que no me dejara escogerlo, pero pensé que debía haber una razón y pregunté cuál era. Y es que no todos los huevos envueltos en servilleta eran huevos en kolarealidad, sino que algunos eran “eggplants”, una especie de tomates amarillos con sabor a pepino que se comen por estas tierras. ¡Tongo! En fin, este es un ritual igbo, que es una tribu muy famosa por su dedicación a los negocios. Una vez la mujer demuestra que está preparada, su padre la envía con un vaso de vino de palma, y ella ha de buscar a su futuro marido. Otros hombres la requieren, pero ella sabe a quién busca y a quién va a darle el vino de palma. Con este gesto representa que la boda se realiza con su consentimiento. Y tras entregarle el vino de palma… ¡vivan los novios! Música, bailes y fiesta hasta que todos terminen agotados, o hasta que los profesores de la Alianza Francesa quieran volver a su ciudad. Nos pareció muy pronto, pero no nos faltó tiempo para bailar agachándonos mucho, casi de cuclillas, que es como bailan frecuentemente los igbo. Claro que nosotras no podemos hacerlo a la misma velocidad… Cuando bailan, además, los invitados suelen ir a pegarles billetes en la frente, o simplemente dejarlos caer como una huevoslluvia de pequeños billetes, de esos que no hacen granero pero ayudan al compañero. De regreso de Enugu, inicio mis vacaciones en España. Pero eso ya es un secreto, y no voy a contaros nada 😉

18-05-2009pueblo minerobailes

Recién casados

Recién casados

palma

vende

Explore posts in the same categories: Uncategorized

3 comentarios en “Una boda igbo”

  1. Mar Says:

    Ola que boda máis bonita ( inda que algo rara ).
    Os vestidos son preciosos e eses estampados…
    Me encanta e inda que eu puxera iso a eles con esa cor de pel tan bonita quedalles que non veas…
    Bicos Mar

  2. Nati Says:

    Hola Mónica,

    Me has de contar más cosas sobre el Centro de literatura Infantil que comentas. Me ha alegrado el corazón.
    Entre los hermosos vestidos que llevan las mujeres de aquel país y su belleza, me he quedado sin ganas de mirame al espejo.
    Un fuerte abrazo,

    nati

  3. Mateo Says:

    Ola moi boas.
    Son un dos alumnos ós que nos viñestes a dar unha charla….ENCANTOUME.
    Eu de maior quero ser coma tii un trotamundos que axuda en todo o que pode espero que sigas entre ti e moitos mais de Africa un mellor continente.Eres moi boa persoa penso eu e todo o mundo que te siguiu nas tuas logas viaxes a traverso deste blog .Espero que nos sigas escribindo as tuas brinqueiras pola Africa profunda….

    Mateo , un seguidor das tuas vivenzas.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: